¿Es la fe una sustancia?

En su página,  uno de los auto-proclamados “apóstoles” de estos tiempos, puso la frase que llamó mi atención: “la fe es sustancia, no imaginación, es certeza que lo que esperas se manifestará. ¡Animo! Un poquito más y lo que esperas vendrá”  Personalmente no suelo prestarle atención a las frases de los “apóstoles” y “profetas” modernos, porque son como los animadores del Disney Channel diciendo frases acarameladas para su audiencia infantil. Estos pseudo-apóstoles  dicen frases bonitas, agradables y simpáticas que hacen cosquilla en los oídos y vacían los bolsillos. Pero esta en especial me llamó la atención, porque rodeada de un envoltorio atractivo, esconde el núcleo de la herejía de la llamada “Teología de la Prosperidad o de la Súper Fe”: la que afirma que la fe es una sustancia. No se engañen por el envoltorio de la frase, no es solo la apariencia de la comida sino que debemos velar para que en ella no haya alguna toxina que nos termine destruyendo. De por sí la frase no habla de esperar algo eternal, sino de lo material, de tus sueños; pero vayamos al asunto.

El pastor y magnate Creflo Dollar, uno de los líderes del Movimiento de Fe hizo esta singular declaración: “Dios usó la sustancia de la fe para crear todo lo que Él creó… El interior de Dios se denomina sustancia de fe… Si usted partiese a Dios por la mitad, no vería otra cosa que fe” [1]

¿El interior de Dios? ¿Partir a Dios por la mitad? No sé si el “dios” de Creflo Dollar es una naranja, pero lo que es cierto es que el verdadero Dios no ocupa un lugar en el espacio (si fuese así, el espacio que lo contiene sería más grande que Dios), así que no sé como se explicaría eso de que Dios está relleno de fe, o que sacó fe de su interior para crear algo en lo exterior, cuando no existe algo exterior a Dios; y mucho menos que podamos partir a Dios por la mitad. Cristo en su encarnación tomó cuerpo y se hizo hombre, en su resurrección se levantó con un cuerpo glorificado y así permanece para siempre, porque él mismo quiso auto-limitarse a esa condición para ser primicia de los que resucitarán con un cuerpo glorificado. Pero el Padre no tiene cuerpo, si tuviera cuerpo debería estar contenido dentro de un espacio, por lo cual dejaría de ser inmenso, infinito y omnipresente, solo sería un “dios” dentro de una creación mayor que él. Toda esta falsa enseñanza parte de no comprender que el antropomorfismo que expresa la Biblia acerca de Dios (atribuyéndole ojos, boca, oído, brazo, pies, etc.) es solo un lenguaje adaptado a nuestra débil y limitada comprensión. Cuando Dios, en su revelación al hombre, se manifiesta con características propias del hombre no lo hace para que reduzcamos a Dios a la imagen y características de un hombre, sino para demostrarnos que Él, siendo inmenso, infinito, eterno y excelso, comprende perfectamente y se identifica plenamente con las necesidades del hombre, a quien creó a su imagen, no física sino moral. Hay que recordar que el Movimiento de Fe asegura que Dios tiene tamaño y forma [Kenneth Copeland y Kenneth Hagin, los ‘padres espirituales de este Movimiento’ han afirmado públicamente que Dios es “un Ser que mide casi dos metros, que pesa más o menos unas doscientas libras (noventa kilos), quizá un poco más, [y] tiene un palmo de unos veintitrés centímetros“, Kenneth Hagin quien afirmó haber visto a Jesús en varias oportunidades, sostenía que Jesús era un poco más bajo y más delgado “Parecía medir alrededor de un metro ochenta; parecía pesar unas 180 libras (81 kilos)” [2] ]

Más allá de las torpezas de las expresiones de Creflo Dollar, están contenidas en ellas otra terrible herejía del Movimiento de la Fe, y es la que dice que “Dios usó la sustancia de la fe para crear todo lo que Él creó”. La pregunta que surge aquí entonces es ¿Dios tiene fe? La fe es de una criatura hacia su creador, pero Dios ¿en quién tiene fe? Si decimos que fe es la convicción de lo que no se ve, ¿hay algo que Dios no vea? ¿No es un absurdo el pensar en que el Dios omnipotente, omnisciente y soberano necesite fe para hacer algo?

Según esta corriente de pensamiento, que está invadiendo los púlpitos, la fe es una sustancia divina que nosotros podemos modelar con la confesión de nuestras palabras; y dar forma, con esa sustancia divina, a todos nuestros deseos. La fe, para ellos, sería como partículas divinas que nosotros podemos usar para materializar nuestros sueños. De esta manera, estaríamos actuando como si fuésemos dioses ejerciendo el poder creativo; podemos crear con nuestras palabras usando como materia prima la sustancia divina, es decir: la fe. Esto es el famoso “visualízalo, decrétalo y recíbelo”. Según ellos, a medida que asciendas en los niveles espirituales, más poder tendrás para crear, los más aptos llegan al nivel superior y en la base se quedarán los que no han aprendido a usar el poder de la confesión positiva, es decir, los cristianos enfermos, pobres y atribulados. Pues el ascender en los niveles espirituales, o “niveles de unción”, no es meramente una cuestión interior sino que debe materializarse en lo exterior; cuanto más alto estés en esta escala, más rico serás y más éxito tendrás (entiéndase éxito aquí al “sueño americano”, no nos olvidemos que esta corriente herética del Movimiento de la Prosperidad tiene su origen en los EEUU).

Todas estas afirmaciones que he resumido en el párrafo anterior las podemos encontrar en las religiones ocultistas, en la metafísica del nuevo pensamiento, en la confesión positiva, en la cábala,  en infinidad de cultos mistéricos y hasta en el panteísmo; el único problema, es que usted no la encontrará en la Biblia.

Cuando yo comenté en la página, de este auto-proclamado apóstol, que la definición de fe como sustancia no está en la Biblia, me respondió una “fan destacada” (supongo que debe ser algo así como un custodio que vigila que nadie contradiga al apóstol virtual), y se limitó a decirme: “Esto es solo para inteligentes”. Bien, admito que no me esperaba una respuesta bíblica (tampoco esperaba que me llamaran burro), por lo que le contesté que esa respuesta que me había dado era exactamente igual a la que daban los gnósticos en los primeros siglos de la iglesia. Los gnósticos eran una secta que actuaba dentro del cristianismo corrompiendo las enseñanzas de los apóstoles; ellos afirmaban que poseían un conocimiento superior que no tenía el resto de los cristianos, ese conocimiento superior solo era alcanzado por unos pocos maestros quienes gradualmente se los rebelaban a aquellos de sus discípulos que subían en esa escala de conocimiento. Como dice el profesor de Historia, Justo L. González: “Este conocimiento no consiste en una mera información, sino que es más bien una iluminación mística producto de la revelación de lo eterno” [3].

Salvando las diferencias entre aquellos gnósticos y los “apóstoles de nuevas revelaciones” modernos, los primeros mayormente menospreciaban el mundo material, estos últimos lo aman y como advirtió el apóstol Pablo: “Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal” (Filipenses 3:18-19).

¿En qué se basan estos falsos maestros para afirmar que la fe es sustancia?

En el uso incorrecto de una traducción antigua del pasaje de Hebreos 11:1, la Reina Valera 1602 lo traduce así:

.-Es pues la fe la substancia de las cosas que se esperan, la evidencia de las cosas que no se ven.

Es sobre esta antigua y confusa traducción que los maestros de la súper fe basan todo su esquema teológico. Como ustedes pueden comprobar, la Reina Valera 1960 lo corrigió y lo traduce así:

.- Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

Veamos otras traducciones:

.- Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve. [NVI]

.- Y es la fe de las cosas que se esperan, fundamento; de cosas demostración que no se ven.   [Jünemman]

.-Es, pues, la fe el fundamento o firme persuasión de las cosas que se esperan, y un convencimiento de las cosas que no se ven.  [Torres Amat Actualizada]

¿Dónde se ve una idea de sustancia como materia divina? Lo único de sustancioso que tiene la fe es que es un firme y un sólido fundamento de lo que esperamos. La palabra correctamente traducida es: certeza; y nada tiene que ver con un poder creativo, o material del interior divino para moldear y materializar nuestros deseos.

Como dice Hank Hanegraaff, en su excelente libro Cristianismo en Crisis Siglo XXI (Capítulo 5)

Finalmente, consultando una Biblia interlinear se demuestra rápidamente que la palabra traducida como «sustancia» en la versión Reina-Valera Antigua es la palabra griega hypostasis, que en el contexto de Hebreos 11.1 significa «una impresión segura, una comprensión mental». Otras traducciones, en un esfuerzo por ofrecer una interpretación exacta, traducen hypostasis como «garantía» (NVI) y «estar totalmente seguro» (TLA). Lejos de significar «material tangible», concretamente se refiere a la seguridad de que las promesas de Dios nunca fallan, aun cuando a veces no experimentemos su pleno cumplimiento en nuestra existencia mortal.”

Además para comprender a que se refiere exactamente Hebreos 11:1, basta con mirar los versículos inmediatamente anteriores:

Hebreos 10:37-39  Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará.  Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.  Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.

Consideren como el auto-proclamado “apóstol” cambió las palabras  bíblicas que dicen “Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará”, donde se está refiriendo claramente a la segunda Venida de Cristo, por una frase que expresa totalmente lo contrario, pues se está refiriendo a los deseos materiales de sus seguidores:  la fe es sustancia, no imaginación, es certeza que lo que esperas se manifestará. ¡Animo! Un poquito más y lo que esperas vendrá”.

Creo que está suficientemente claro a qué se refería por fe el autor de Hebreos, pero por si nos queda alguna duda, miremos los primeros versículos del capítulo siguiente donde el autor de la carta redondea el concepto:

Hebreos 12:1  Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Jesús es el autor y consumador de nuestra fe, no es nuestra fe autora ni consumadora de nada, no invirtamos la enseñanza bíblica a nuestro antojo. La fe no es una sustancia creadora, es nuestro vínculo de unión con Cristo. ¿Fe para qué? Como dice el texto anterior, para que mientras mantenemos lo ojos puestos en Jesús nos despojemos de todo el peso (todo lastre, todo lo que nos estorba empujándonos hacia abajo, hacia lo material) y nos despojemos del pecado que nos asedia (nos enreda, nos envuelve, nos ata inmovilizándonos) y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante (perseverancia), menospreciando el oprobio o la tribulación, sobrellevando nuestra cruz,  tal cual hizo Cristo; con la esperanza de que un día reinaremos con Él.

Por último, esta imagen (subida por un famoso pastor) es un claro ejemplo de lo que estuvimos analizando. Esto es lo que se conoce como “fe en la fe”, un mensaje que como pueden ver no es para nada cristocéntrico, sino que hace enfocarnos en la fe como si la fe fuese en quien debemos creer. Esta doctrina hace de Cristo un simple medio para alcanzar nuestros fines y hace que pongamos los ojos en nuestra propia capacidad de creer. Pon tus ojos y tu confianza en Jesús, no en tu fe; porque cuando Satanás pida permiso para zarandearte, será Jesús quien intercederá por ti para que tu fe no falte.

El falso evangelio de la prosperidad o “fe en la fe”

Artículo de Gabriel Edgardo LLugdar para Diarios de Avivamientos – 2018

Referencias:

[1] Creflo Dollar, “The Just Shall Live By Faith”, Changing Your World, Trinity Broadcasting Network, 20 septiembre 1998.

[2] How You Can Be Led by the Spirit of God [Tulsa: Kenneth Hagin Ministries, 1978], pp. 29–30.

[3] González, J. L. Historia del Pensamiento Cristiano I, pág. 124-128.

Anuncios

Acerca de diariosdeavivamientos

Compartiendo las gloriosas páginas de la Historia de la Iglesia.
Esta entrada fue publicada en Escuela Bíblica y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a ¿Es la fe una sustancia?

  1. Antoñuelo dijo:

    Saludos hermanos: Decirle a Roberto que no siempre DIOS a suplido lo necesario en quienes son enviados..y sus viajes de vuelta no siempre fueron alagueños y en paz. Pero una cosa si es segura, DIOS siempre cumplió su voluntad en ellos. Pasaron hambres y hasta murieron martirizados, pero eran hombres de Fé Biblica y no humana

    Me gusta

  2. MASCULINO dijo:

    Disculpa Gabriel, en el primer verso quise decir “no llegue a muchas personas”

    Le gusta a 1 persona

    • Hermano, me habías asustado porque no había entendido esa parte!, gracias por la aclaración. Y perdón por responderte tarde a los comentarios es que estoy un poco ausente del blog por las otras ocupaciones. Gracias por tu participación, bendiciones y un abrazo.

      Me gusta

  3. MASCULINO dijo:

    Comienzo por decir que es una lástima que este blog, o enseñanzas de este tipo, llegue a muchas persona. Es necesario reconocer la ignorancia que actualmente opera en muchos creyentes y de allí la importancia que tiene el cumplimiento del mandato del Señor Jesús en Mateo 28:19 de hacer “discípulos”. Las iglesias hoy en día se contentan con que alguien haga “la oración” para ser salvo y se olvidan totalmente del crecimiento de ese alguien.
    Leyendo tu reflexión, me llegó a mi memoria las enseñanzas que un grupo de “teólogos”, en nuestro continente americano, imparte la convicción de que la única versión bíblica verdadera es la que proviene de la traducción Reina Valera 1909, (Códice Bizantino Mayoritario) y aseguran que las revisiones posteriores, lease RVR1960, NVI, DHH, TLA, etc., son herejes. Aunque es otro tema, a lo que me refiero es que aún su “Biblia” también traduce la fe como la certeza…
    Esta reflexión nos induce a que tenemos que ser astutos y tener los sentidos alertas ante predicaciones fraudulentas y lejos de la verdad.
    Bendiciones.

    Me gusta

  4. Alberto dijo:

    Me podrias explicar lo siguiente? Dios es amor…. en nosotros habita el amor de Dios…. El amor es fruto del Espiritu…. o sea una forma de manifestacion de Dios en nosotros… El fruto del Espiritu es amor…… fe…. De acuerdo con este pasaje Dios tendria fe.? Porque es parte de su naturaleza.
    No contradigo lo que enseñas, pero sencillamente pienso que Dios es el autor de la Fe, Y no es algo externo a EL

    Me gusta

    • Saludos Alberto, efectivamente, el fruto del Espíritu es lo que produce su presencia en nosotros, y también en cierto que Dios es amor. Un atributo moral de Dios es el amor, es parte de su naturaleza, por lo cual el amor divino es eterno e inmutable, al igual que la fidelidad: 2 Timoteo 2:13 “Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo.” Lo que es naturaleza o la esencia de Dios es eterna e inmutable. ¿Pero y la fe? ¿Qué dice la Escritura? 1ª Corintios 13:13 “Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.” ¿Porqué el amor es mayor que la fe y la esperanza? Porque el amor es parte de la naturaleza de Dios, por lo cual es eterno, no así la fe y la esperanza que “permanecen por ahora”. La Biblia no dice que el amor es mayor que la justicia, o que la fidelidad, porque estas cosas son igualmente esencia de la naturaleza de Dios, pero sí dice que es mayor que la fe, porque la fe es algo pasajero (la necesitamos solo en esta vida), la fe y la esperanza no la necesitaremos en la eternidad: Romanos 8:24 “Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo?”. Pero el amor, la fidelidad y la justicia de Dios son eternas (como sus otros atributos, entre los cuales no se menciona la fe).

      Me gusta

  5. Desdi dijo:

    La “fe” de la falsa iglesia Salud/Prosperidad si es una sustancia:

    pura MIERcoles 🤤

    Me gusta

  6. Y. E. SOTO dijo:

    ESE TAL “APÓSTOL” ES RAUL AVILA, QUE PROBLEMA CON ESTOS SEUDO-PREDICADORES. BUEN ARTICULO, ANIMO, BENDICIONES.

    Le gusta a 1 persona

    • Así es estimado, y en realidad todos los auto-proclamados apóstoles de hoy tienen la misma enseñanza, solo que compiten por ver quien dice la “revelación” más grande; pero en el fondo es el mismo veneno. Saludos y bendiciones.

      Me gusta

  7. roberto dijo:

    Dios los bendiga amados hermanos en Cristo.
    Siempre estudio cada articulo que comparten y hay cosas de gran valor, teologico, Biblico y asta inspiran muchas de las cosas que publican.

    A lo largo de la historia del Cristianismo hemos podido ver como todos los extremos son malos, y de alguna forma todos los extremos tienen algo correcto y algo incorrecto. Tampoco podemos atribuirnos la completa verdad y correcta interpretacion de algo porque nos convertimos en una secta.
    Todo el Cristianismo son partes de algo, de lago inmenso Gigantesco que llamos Reino de Dios, hay de todo dentro de el y muchas cosas no son equivocadas, en este caso en particular es un error la doctrina de este predicador, pero lo que no es un error es la verdad Biblica de que Dios prospera y multiplica en todas las formas posibles la vida fisica, material y espiritual de sus hijos.

    El pueblo de Israel en su imagen profetica es un claro ejemplo de ello, todas las promesas de Dios tienen dos vertientes, una Eterna que es la primera y mas importante y otra Material que es secundaria y va de la mano de la primera. Para ser salvo no se necesita ser rico, pero para ser rico se necesita ser Salvo, y es que la abundancia de las riquezas en Cristo Jesus son tan grandes que nos llenan de todo lo necesario en la vida para tener completa seguridad y plenitud.

    La cualidad mas Gloriosa de nuestro Dios, es Dar , el Da por amor, a todos buenos , malos justos e injustos el Da, y Da. Se deleita en Dar vida y abundancia y de esto recibe la Gloria totalmente, porque en todo la Gloria del Universo Solo El tiene el Poder de DAR, Nadie mas lo tiene, como dice la escritura, de todo lo recibido de tu mano te damos!

    Es un error enforcarnos en las cosas materiales como simbolo de aceptación o de salvación, porque hay miles de amados santos viviendo en lugares dificiles con grandes necesidades pero asta alla llega la poderosa Mano de Dios, para darles todo lo necesario para continuar su camino de regreso a Casa. El Es El Dios de la Bendicion!!!!!

    Me gusta

    • Saludos hermano Roberto, el post obviamente no es en contra de la enseñanza bíblica de la Providencia divina, sino en contra de la herejía que representa el Movimiento de la Prosperidad que hace de Cristo un medio para alcanzar nuestros fines. Precisamente un pastor muy famoso de esta linea herética, publicó hoy en su página esta frase: “Dios nos dio una medida de fe que necesita tu confianza,¡No pongas tu confianza en algo que no sea tu fe!” Bien, esta frase no podría describir mejor la herejía de este Movimiento de la Prosperidad o de la “fe en la fe”. ¿No pongas tu confianza en algo que no sea tu fe? ¿Eso es bíblico? No, eso es precisamente el veneno que traen estas enseñanzas que nunca fueron ortodoxas en la Historia de la Iglesia: la fe como sustancia o materia creativa. En fin, si me permite recomendarle el libro Cristianismo en Crisis de Hank Hanegraaff encontrará mucho más explayada esta información sobre este peligroso movimiento. Bendiciones.

      Me gusta

  8. jacobs.77@outlook.com dijo:

    El Señor les bendiga, por grandiosa labor. Mi pregunta: envían libros impresos? Gracias.

    Enviado desde Correo para Windows 10

    ________________________________

    Me gusta

  9. Oliver dijo:

    Muchas bendiciones por esa excelente enseñanza.

    Me gusta

Nos gustaría saber tu opinión! Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.